De cómo la Reforma Educativa afecta a una familia mexicana clase media… media baja.

 
Desde hace unos años el gobierno mexicano aprobó la “Reforma Educativa”, que más o menos nos prometía mejores maestros, mejores escuelas, horarios de clases más amplios para madres que trabajan fuera de casa, etc. Esta reforma fue aprobada después de un buen jaloneo entre los profesores y la fuerza pública, hasta el momento las protestas se siguen presentando pues de varios modos esta “reforma” no está representando lo que prometían.
Como les había platicado mi cachorrito de dos años asiste diariamente a un Centro de Desarrollo Infantil administrado por la SEP (Secretaría de Educación Pública) como parte de las prestaciones a los maestros y trabajadores administrativos de la SEP y  de algunas de las instituciones descentralizadas del Sector Educación y Cultura en México,  allí entramos nosotros, pudimos inscribir al hijo en esta escuelita por trabajar para una institución cultural mexicana ,somos empleados del nivel salarial más bajo pero al menos alcanzamos esa prestación, que por poco nos quita la creación de la Secretaria de Cultura con la que se pretende que las instituciones educativas y las de cultura se administren por separado (perdón, pero México se está “transformando" mucho y este post no me alcanzaría para contarles lo que está pasando).
Bueno, mis hijos pueden asistir a CENDI, como una prestación laboral.
Con la cachorrita de 5 meses, obviamente el plan era inscribirla en la misma escuelita que su hermano pero con la reforma educativa cada maestro debe estar frente a grupo, no pueden ocupar más plazas que deben ser asignadas de acuerdo a su preparación y nivel laboral por estas razones, se dio la reducción del personal en cada grupo de los CENDI, por cada grupo o sala debía haber 3 maestras que atienen  a su vez a tres o cuatro niños como máximo para que la atención sea buena, ahora ya son solo dos maestras y obvio menos niños aceptados por grupo.
Nosotros iniciamos el trámite de inscripción de la niña desde el mes de marzo quedamos a la espera de un lugar para ella pero como no nos lo asignaban hablamos con la directora del plantel y con los encargados del trámite de inscripción y nos dicen que no habrá lugar para ella hasta agosto, que inicia el nuevo ciclo escolar, por los cambios que trajo la “Reforma Educativa”.
Esto nos afecta pues la niña se está quedando  en casa al cuidado de una enfermera  que nos cobra por semana, la beba está muy bien cuidada y la enfermera es de confianza; pero no habíamos contemplado tener ese gasto por tanto tiempo, pensábamos que sería por lo menos mes y medio que tendríamos que solventar esta situación. Además de esto, la niña entraría al CENDI, justo a los 8 meses, edad en la que ya se dan cuenta de los cambios y su proceso de adaptación al CENDI podría ser un poco más difícil que si hubiera entrado desde los tres o cuatro meses.
Aquí un ejemplo de cómo repercuten directa o indirectamente las “Reformas Políticas” que ha implementado el gobierno mexicano, por una parte casi perdemos la prestación por trabajar a una institución que ya no se administrará directamente por la SEP, sino por la nueva Secretaría de Cultura y la reasignación de los maestros frente a grupo,  reduce el número de niños por sala y nos toca esperar hasta el próximo ciclo escolar para tener a ambos niños en la escuelita, por mientras a cubrir el salario de la enfermera y andar a la corre y corre para dejar  y recoger a un solo niño de la escuela.
Sé que se le debe ver el lado positivo a todo, lo primero que se me ocurre es que por las tardes cuando paso por mi cachorro a la escuelita, de camino a casa puedo dedicarle un tiempo a solas.
¿Qué opinan de la Reforma Educativa en México?
¿Les ha afectado o beneficiado en su cotidianidad?
 
 
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Otra rayita para la tigreza.

El nacimiento de la cachorrita

He juzgado a una madre